MAMT PEDAGÒGIC

Col·legi Mare Nostrum. Cos humà en moviment

Col·legi Mare Nostrum. Cos humà en moviment. Fot. MAMT

MAMT PEDAGÒGIC. Proyecto educativo del “Museu d’Art Modern de la Diputació de Tarragona”

El “MAMT Pedagògic” realiza un trabajo al servicio del territorio: sus artistas, sus escuelas, su gente. Al cargo Marisa Suárez, responsable del proyecto de difusión y Núria Serra, historiadora del arte. Marisa y Núria son educadoras de museos. La proximidad es una de las esencias de su trabajo.

Nacimiento, contexto y función del “MAMT Pedagògic”

En 1991, a partir de una importante reforma del MAMT y su museografía, nos encontramos con la necesidad de abrir la colección a las personas. El MAMT es un museo pequeño, 10 personas en plantilla. El departamento pedagógico se encarga de la difusión, las actividades y la educación. Somos educadoras de museo, un trabajo esencial, ¿qué sentido tiene un museo sin público? A diferencia de otros centros que contratan empresas externas, aquí lo hacemos todo nosotras: desde pensar las ideas a llevarlas a cabo. La parte positiva es que estamos en todo el proceso, podemos ver lo que falla y cambiarlo con mucha más facilidad. La parte negativa es que el servicio pedagógico se limita a nuestro horario, de lunes a viernes de 7.30 a 15h.

¿Qué es una educadora de museo?

Alguien que facilita y gestiona la lectura de los inputs visuales y sensitivos que recibimos a diario. No se trata de imponer un discurso. Debemos saber escuchar, estar atentas, establecer vínculos. Nuestro trabajo implica transversalidad, energía y mucho ojo (instinto). Es esencial tener en cuenta la persona que está delante tuyo (no es lo mismo un escolar de P4, un estudiante de arte o un grupo con riesgo de exclusión social). En función de esto trabajas una obra u otra. La lluvia de datos y fechas no es lo importante, sino contar una historia que conecte al grupo con lo que está trabajando (una pieza, una técnica, un lugar, un contexto, una idea…). Somos puentes. Nuestro objetivo: convertir el MAMT en un espacio poroso, abierto e interactivo. Nuestra filosofía: estar al servicio de las personas que vienen al museo, hacer que se sientan a gusto, casi como en casa. Atraer a los públicos para que quieran volver.

Atraer, especialmente, a la Escuelas.

Trabajamos con muchos públicos: mayores de 65, familias, personas con NEE (Necesidades Educativas Especiales), inmigrantes, universitarios… Pero el grueso de nuestra actividad se centra en las escuelas. Al inicio el reto era: ¿cómo vincular la colección con su programa curricular? Fuimos de puerta en puerta, presentándoles el proyecto y buscando complicidades. Hoy, 24 años después, las escuelas repiten; ¡hay alumnos universitarios que llevan viniendo al museo desde P3! El museo es una herramienta muy útil para trabajar todas las materias (no solo visual y plástica) de forma transversal.

Somos un referente, ya que el MAMT es el único museo de la demarcación que tiene una programación física y estable de arte moderno y contemporáneo, con un programa pedagógico. Al ser un museo de la Diputación trabajamos con el territorio que abarca: comarcas de Tarragona y “Terres de l’Ebre”; por lo tanto, recibimos escuelas de Tarragona y sus barrios, pero también de Altafulla, Torredembarra, Reus, Llorenç del Penedès, Tortosa…

¿Cómo trabajáis con estas escuelas?

Cada año nos reunimos con los docentes, valoramos el curso y preparamos el siguiente. Para nosotras es muy importante que los docentes se impliquen para que la visita no sea un hecho puntual, sino un proceso. Por ejemplo, “Ets un artista i exposes al MAMT” es un proyecto colaborativo con los alumnos de Educación Infantil y Primaria. Pactamos un tema que se trabaja durante el curso, en el aula y en la visita-taller. De este trabajo sale una creación por grupo. Un jurado escoge 12 y se edita un calendario. Además se realiza una exposición con todas las obras presentadas. La inauguración es una fiesta a la que asisten padres e hijos. De esta manera todos los participantes conocen de primera mano el proceso de una exposición y, lo más importante, se implican con el museo.

Establecer vínculos permite conocer de primera mano sus realidades.

Exacto, sabemos que muchos maestros no son especialistas en arte contemporáneo; provienen de campos generalistas y necesitan estrategias para entender los códigos de la cultura visual y trasladarlos al aula. Desde el museo queremos dar respuesta a esto: estamos preparando unos cursos de formación (para maestros de infantil y primaria).

Las jornadas pedagógicas, que cuentan con la colaboración de la URV, también responden a la necesidad de llenar un vacío existente: ofrecer un lugar de encuentro, reflexión, contraste… en torno a los vínculos entre arte y educación. Este año, en su XII edición, se celebran el 29 de abril y llevan como título “Arte, educación y comunidad. Proyectos artísticos e intervención en contextos sociales”.

¿De qué manera el arte puede ser útil en la educación?

Por su riqueza expresiva y los interrogantes que plantea, contribuye a la formación de individuos receptivos, dialogantes, imaginativos, reflexivos y empáticos. La creatividad nos hace vivir mejor, nos hace ser más abiertos, más respetuosos. Siempre se habla de la normalización de la lengua, pues nosotras trabajamos en la normalización del arte.

Web: http://www.dipta.cat/mamtpedagogic/


Article escrit el març del 2015 per Encuentros, suplement cultural, dins de la secció INTERSECCIONES ENTRE ARTE Y EDUCACIÓN: ¿Son Arte y Educación esferas independientes? ¿Cuáles son sus puntos en común? ¿Cuáles sus diferencias? ¿Qué es lo que se está haciendo? ¿Qué es lo que falta por hacer? Esta sección pretende visibilizar las intersecciones entre educación y arte a través de centros, proyectos, personas… que las trabajan.