LA FUNDICIÓ “El trabajo en el barrio y con el barrio. Construir discurso desde los márgenes”

El barrio unido jamás será vencido. Una de las escenas del juego de rol. Foto: Ana Triguero

LA FUNDICIÓ es una cooperativa formada por un grupo de personas con una formación académica procedente del campo artístico y una formación vital procedente de entornos pupulares y de clase trabajadora (crecidas en Can Vidalet, Ciutat Cooperativa, Poble Sec…). Se conocen en el TPK; proyecto, muy influyente para ellas, de arte y pensamiento contemporáneo que trabajaba en el barrio y con el barrio, situado en Pubilla Cases. Empezaron trabajando en el campo de la educación artística y decidieron crear una cooperativa para regularizar una situación precaria. Así nace “LaFundició”, de eso hace ya 9 años. Actualmente tienen su “campo base” en un sótano de Bellvitge (L’Hospitalet), desde el cual desarrollan su actividad. Hablamos con Mariló Fernández, una de sus fundadoras.

¿Por qué escogéis el formato cooperativa?

En el ámbito del arte se ha potenciado el individuo, no el colectivo. Existe un tabú en relación a la situación de los creadores (no se denuncian las malas condiciones, la falta de organización colectiva, de contrataciones… incluso el hecho de no cobrar). La cooperativa nos proporciona una estructura laboral, regulada de una manera justa y asamblearia. Los trabajadores son, a la vez, socios. Nos equivocamos mucho al principio, con el tiempo modificamos la forma a nuestra manera hasta que encontramos el punto donde funcionamos.

¿Cual es el recorrido hasta llegar a este punto?

Al acabar Bellas Artes nuestro cuestionamiento era “¿cómo podemos utilizar aquello que sabemos con una lógica distinta a la del artista que expone en un museo o vende obra?”.

Empezamos con “Tepekas y Quindereques”; talleres de introducción al arte contemporáneo en las escuelas. Aquí nos planteamos muchas cosas que no nos convencían: tiempos marcados, conceptos encapsulados, espacios predefinidos. Poco a poco fuimos derivando a otras maneras, otros tiempos, otras formas de encontrarnos… Itineramos por muchos lugares; Manresa, Mataró, Ripollet… y desde el 2013 que estamos en Bellvitge. Hasta la fecha, todos nuestros proyectos tienen en común el situarse fuera de Barcelona.

¿Por qué fuera de Barcelona?

Nos interesa cuestionar las estructuras que soportan el arte contemporáneo y la cultura en general (las cuales excluyen muchas formas y manifestaciones culturales, generando distinciones, dictaminando qué es y qué no es cultura, dónde reside y dónde no, sus categorías y jerarquías, los patrones de consumo…) y acercarnos a maneras más orgánicas de hacer. Eso es posible en la periferia, donde hay mucha invisibilidad. ¡Los márgenes son perfectos para que pasen cosas!

Desde el Ciclo Arqueología Preventiva comisariado por Oriol Fontdevila en el “Espai 13” de la “Fundació Miró”, se nos propone realizar un proyecto de mediación (concepto que nos genera bastantes dudas). Decidimos derivar los recursos hacia Bellvitge, traer a los artistas del ciclo y ver de qué manera se podía establecer un diálogo entre su trabajo y lo que pasaba en el barrio. La intención era la de repensar y redistribuir maneras y lugares de elaboración de la transmisión de saberes y prácticas culturales. Lo divertido fue que las lógicas de la institución aquí se diluyeron mucho.

¿Por qué Bellvitge?

Bellvitge era un buen sitio; conocíamos el contexto y estaban las señoras con las que llevaba 15 años trabajando en unas clases de pintura.

¿Cómo trabajáis?

A través de procesos creativos en prácticas colectivas. Nos sumamos a la comunidad (que ya existe), a todo lo que ya está pasando en el barrio, con lo que sabemos hacer, con nuestra mirada e intereses. En el 2013 la Asociación de Vecinos de Bellvitge y el Centro de Estudios de L’Hospitalet convocan a las entidades para preparar la celebración del 50 aniversario del barrio. Nosotros asistimos a las reuniones; observamos, cuestionamos y aportamos nuestro granito. Observamos que en ellas se proponen actos conmemorativos que reproducen los mismos parámetros que las instituciones: relatos míticos, épicos, masculinos, jerárquicos, verticales… Cuestionamos el ¿por qué no se problematizan las cosas?, ¿cuál es la historia del barrio que no se explica?, ¿de qué manera la historia que se está narrando condiciona el presente?… Y propusimos, junto a los miembros de la “Asociación Necronomicon’s”, realizar un juego de rol sobre la historia de los 50 años del barrio: “Bellvitge rol en vivo”.

¿Cuales son vuestros intereses?

Construir situaciones que nos ayuden, tanto a nosotros como a la gente con la que trabajamos, a cuestionarnos los espacios en los que estamos implicados. Situaciones que vayan generando memoria y sedimenten en el barrio.

Entendemos la cultura no como algo que debes consumir ni sobre lo que te tengan que educar; sino como algo que se construye colectivamente, y el juego de rol nos pareció una buena manera de conseguirlo: son muchas las personas que participan (la “Asociación Necronomicon’s”, los vecinos, el instituto, grupos de teatro, la banda de música…), todas ellas en tiempos y momentos diferentes. La idea es narrar ciertos momentos de la historia de Bellvitge. El rol nos permite explicarla desde un prisma múltiple, de voces, lugares y situaciones; interpretar el presente; decir y hacer mediante el juego…

Nos interesa construir espacios de confianza, y eso nos lo permiten los procesos largos. Hemos hecho mucho trabajo ya: redactado guiones, personajes, localizaciones. Hemos jugado y documentado 3 escenas, y ahora realizamos un taller de costura especulativa del que saldrá el vestuario para las siguientes.

También nos interesa generar espacios donde se dialogue sobre temas de los que no se suele hablar.

En el blog cuando habláis de intersecciones entre prácticas artísticas y educación, habláis de “actividades controversiales”…

Nos interesa cuestionar las cosas y ver qué capacidad de acción tenemos sobre las “estructuras que encarnamos”; aquellas que hemos naturalizado. Queremos tomar conciencia de las cosas por las que estamos atravesados y que atravesamos y ver cómo las utilizamos, interiorizamos. El conflicto nos ayuda a buscar las maneras en las que podemos aumentar nuestra autonomía, nuestra capacidad de decidir sobre las cosas.

En la tercera escena de “Bellvitge rol en vivo”, “Perros callejeros” (título basado y trabajo inspirado en una película de “cine quinqui”), tratamos un tema tabú en el barrio: la droga. La idea es reconocer la presencia de la droga en el barrio pero desestigmatizarla; la irrupción de la droga en los 80 llega a Bellvitge, si, pero también a Sarriá… y a todas partes. Se trata de deconstruir el imaginario de barrio violento.

¿Deconstruir para construir uno de nuevo?

Hay unos lugares establecidos, formales, oficiales desde los que se construye el conocimiento, y hay otros desde los que parece que sea imposible. Pues bien, lo que nos interesa es dinamitar esta idea y reconocer los saberes que se producen en esos otros lugares.

Lugares informales.

Faltan muchos espacios que salgan de la lógica del miedo; de los permisos para todo, derechos de imagen, prohibiciones, normas, patrones de conducta, jerarquizaciones… Hay una serie de espacios que se deben volver a construir.

Recuerdo que la experiencia de poder tener contacto con un ámbito artístico en el barrio cambió mi manera de ver las cosas, me ayudó a abrir una mirada hacia otro lugar, a entender desde otro sitio. Si hubiera más espacios así en los barrios, donde todo empiece a generarse desde otro lugar creo que sería más fácil empezar a construir otro tipo de estructuras más justas, maneras de pensar y relaciones más enriquecedoras.

Parece que desde aquí, no se pueda construir discurso… Pues no es cierto, desde el sótano del bloque F del barrio de Bellvitge, queremos construir discurso. Y lo queremos hacer con la comunidad!

http://lafundicio.net

Carrer Prat, 11, L’Hospitalet (Barcelona)


Entrevista escrita el maig del 2015 per Encuentros, suplement cultural, dins de la secció INTERSECCIONES ENTRE ARTE Y EDUCACIÓN: ¿Son Arte y Educación esferas independientes? ¿Cuáles son sus puntos en común? ¿Cuáles sus diferencias? ¿Qué es lo que se está haciendo? ¿Qué es lo que falta por hacer? Esta sección pretende visibilizar las intersecciones entre educación y arte a través de centros, proyectos, personas… que las trabajan.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s